Los basureros a cielo abierto se han convertido en un verdadero problema para la zona norte de Usulután. Debido a eso, la Alcaldía de Berlín en coordinación con la Asociación de Desarrollo Turístico pusieron en marcha una masiva campaña de limpieza en los puntos de ingreso a la ciudad.

Los controles vehiculares están a la orden del día. Por lo que más de cien esquelas han sido impuestas a automovilistas y transporte público. El último mencionado, fue sorprendido cobrando pasaje de más. Además, también los vacacionistas están siendo inspeccionados por las autoridades de la PNC.

Más artículos...