Le presentamos al tortillero de Ciudad Delgado. Él ha roto los esquemas de un trabajo común para las mujeres. Y aunque está rodeado de ellas, no le hace mala cara. Desde hace dos años se gana la vida palmiando. Él es Miguel, un hombre ejemplar que le llena de orgullo su trabajo para luchar por su familia.

En un rinconcito de Ciudad Merliot encontramos a los budas chinos. Son considerados como los más poderosos amuletos para atraer las buenas vibras a una casa, negocio o persona. Como por ejemplo el popular Maneki Neko que en su traducción significa “gato de la buena suerte” que según la cultura japonesa, con su patita atrae la fortuna a una casa o negocio.

Son agentes de la Subdelegación Miramonte que a diario patrullan durante 12 horas  por las calles de la capirucha en sus caballitos de hierro. Movilizarse de esa forma les permite burlar el tráfico y llegar rápido a cualquier emergencia.

Los de la crucita verde no pierden el tiempo cuando de brindar auxilio se trata. Salieron en busca de un joven que se hizo torta en su carrito encontrándose con varias lesiones y atascado en su vehículo debido al gran impacto. Utilizando su equipo hidráulico para despegarla y acceder al accidentado. Por suerte, solo se trataba de un simulacro preventivo.

Se hacen llamar los amigos del Parque Libertad de Santa Ana y ya pasan las 60´s primaveras. La mayoría de ellos están jubilados, pero tienen en común, al deporte rey. En sus años mozos, jugaron con el equipo de sus amores Club Deportivo Fas. Y otros hasta estuvieron en el encuentro contra el Barcelona en el año de 1962.

Hace un par de días le llevamos a conocer a una cipota no vidente que criaba pollitos de engorde para cumplir el sueño de celebrar sus 15 primaveras y que nuestras cámaras fueran testigos de su fiestecita. Y como toda una princesa, brillo junto a sus padres, familiares y amigos que hicieron realidad sus 15 añitos.

Las vendedoras más valientes de Chalchuapa subieron al ring para ponerse los guantes y sembrar mameyasos en el cuadrilátero. Comenzada la pelea llenan de golpes a sus oponente agarrándose a madrazos y repartiendo trompones en varias partes del cuerpo. Y decididas a llevarse un par de verdecitos intentan ganar a puros porrazos.

Más artículos...