Pelosi acusó a Trump de "soborno" en el caso ucraniano

Tipografía

La presidenta de la Cámara de Representantes afirmó que el "devastador testimonio" brindado el miércoles por dos testigos "corroboró la evidencia de soborno" de Trump en sus presiones a Ucrania para que lo ayudara a perjudicar a un candidato que podría disputarle la reelección en 2020.

La líder demócrata en el Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, acusó este jueves al presidente Donald Trump de "soborno", un delito que puede llevar a la destitución, tras las primeras audiencias públicas para un eventual juicio político del mandatario por el caso ucraniano.

La presidenta de la Cámara de Representantes afirmó que el "devastador testimonio" brindado el miércoles por dos testigos "corroboró la evidencia de soborno" de Trump en sus presiones a Ucrania para que lo ayudara a perjudicar a un candidato que podría disputarle la reelección en 2020.

Pelosi agregó que, en comparación, lo que hizo el expresidente Richard Nixon, quien renunció en 1974 cuando se hizo evidente que sería sometido a un juicio político por el escándalo Watergate, parece "casi pequeño".

"El devastador testimonio corroboró la evidencia del soborno descubierto en la investigación, y que el presidente abusó de su poder y violó su juramento al amenazar con retener ayuda militar y (ofrecer) una reunión de la Casa Blanca a cambio de una investigación sobre su rival político", dijo Pelosi en rueda de prensa.

Los demócratas que controlan la Cámara de Representantes investigan si hay méritos para enjuiciar a Trump por abuso de poder al supuestamente suspender ayuda militar a Ucrania para forzarla a investigar por corrupción al exvicepresidente demócrata Joe Biden, actual aspirante a la Casa Blanca, y a su hijo Hunter, antes integrante del directorio de una empresa de gas ucraniana.

"El soborno es otorgar o retener asistencia militar a cambio de (...) una investigación falsa", dijo Pelosi.

Hasta ahora los demócratas no usaban la palabra "soborno" para describir las presuntas irregularidades de Trump, apelando en cambio a la frase "quid pro quo", una expresión en latín que significa "algo dado o recibido por otra cosa" y que a menudo se usa en casos de extorsión.

Pelosi enfatizó que, aunque el soborno es uno de los delitos específicos enunciados en la Constitución como un delito sujeto a juicio político, los demócratas "ni siquiera" decidieron aún acusar al presidente. "De eso se trata la investigación", explicó.

Los republicanos han intensificado su defensa del presidente, diciendo que los testigos del miércoles, el embajador interino de Estados Unidos a Ucrania, William Taylor, y el alto funcionario del Departamento de Estado George Kent, nunca hablaron con Trump. 

"Lo que dicen, que es la base del argumento de los demócratas, se basa en información de segunda mano", dijo el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy. "No hay nada que justifique un juicio político". 

Si Trump es finalmente enjuiciado, es poco probable que sea destituido dado que debería ser condenado por el Senado, dominado por los republicanos.

Las audiencias públicas se reanudan el viernes con la comparecencia de la exembajadora estadounidense en Ucrania Marie Yovanovitch, quien dice haber sido removida del cargo porque el gobierno de Trump creía que no estaría de acuerdo con los planes de presionar a Ucrania para investigar a Biden. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS