Durante tres meses, en 2018, el proyecto de nueva Constitución, que debe reemplazar a la vigente de 1976, fue debatido por la población antes de ser ajustado y aprobado a fines de diciembre por el Parlamento, tras recoger las opiniones ciudadanas. Un vasto ejercicio de la democracia, según el gobierno. 

Más artículos...