El anuncio se produce en plena polémica por la selección de la banda Maroon 5 para amenizar el entretiempo del partido, un grupo californiano mayoritariamente blanco, en una ciudad considerada como un templo de la música negra, a pesar de que el rapero Travis Scott también actuará en la media parte.

Más artículos...